Décimo Primera Sesión

Programa Psicoterapéutico para el desarrollo de habilidades de afrontamiento al estrés, dirigido a cuidadores y familiares de personas con Trastorno del Espectro Autista

Décimo Primera Sesión

El sábado 10 de agosto se llevó a cabo la sesión número once del programa psicoterapéutico en las instalaciones de CLINIPED; una estudiante de psicología atendió a los hijos de los padres que se presentaron al grupo mientras se desarrollaban las actividades correspondientes a la identificación de las personas que constituyen su principal red de apoyo y el fortalecimiento de dichas relaciones interpersonales.

Se revisó la tarea correspondiente a la sesión anterior acerca de la comunicación asertiva, solicitando la participación de algunos miembros del grupo quienes explicaron cómo habían llevado a la práctica ese estilo comunicativo y qué resultados habían obtenido. Posteriormente se realizó una actividad de integración en la que hicieron dos círculos (uno más pequeño que el otro), los que se irían rotando para charlar con una persona diferente por al menos 5 minutos. Al finalizar, socializaron acerca de los puntos en común que habían encontrado con otros miembros y cómo al centrarse en éstos, es más fácil establecer relaciones interpersonales.

Luego, se procedió a dar lectura a un texto ubicado en el libro de trabajo el cual trata acerca de la importancia de las relaciones interpersonales (como con los miembros de la red de apoyo propia) para la salud mental de cada persona, así como de las principales emociones y procesos inmersos en su desarrollo.

Sin embargo, para el establecimiento y mantenimiento de una red de apoyo, que sea enriquecedora y cuyo vínculo no genere altos niveles de estrés (como en el caso de las relaciones disfuncionales) es necesario realizar un proceso de autoconocimiento respecto a 4 aspectos importantes: qué acciones les agradan y cuales les disgustan de las personas más próximas a ellos, así como qué acciones realizan para agradar y cuales hacen sabiendo que pueden dañar a otros. Es importante reconocer que en un vínculo social existe una responsabilidad mutua y que ésta incide directamente en la reciprocidad positiva o negativa que se da en la relación. Por lo que la retroalimentación de la actividad con los comentarios por parte de cada uno de los miembros del grupo resultó muy enriquecedora.

Finalmente se pasó a determinar quiénes conforman la red de apoyo más próxima, quiénes son posibles candidatos a formar parte de la misma y quiénes son aquellas personas que se encuentran más distantes. Dentro de esta actividad fue muy importante la reflexión acerca de qué es lo que cada uno está haciendo para tener la red de apoyo que quieren y necesitan.

Es muy grato ver cómo a través de las sesiones, mamás y papás han ido adquiriendo las herramientas necesarias para manejar su estrés, tanto a nivel personal como social.

Enlace a la descripción del Programa Psicoterapéutico AQUÍ.

Enlace a la reseña de la Décimo Segunda Sesión AQUÍ.