Quinta Sesión

Programa Psicoterapéutico para el desarrollo de habilidades de afrontamiento al estrés, dirigido a cuidadores y familiares de personas con Trastorno del Espectro Autista

Quinta Sesión

El sábado 22 de junio de 2019 se llevó a cabo la quinta sesión del Programa Psicoterapéutico en las instalaciones de CLINIPED, a la cual asistieron 12 participantes y dos acompañantes quienes también participaron activamente de la sesión. Cinco niños (hijos e hijas de los miembros del grupo) fueron acompañados por un estudiante de Psicología en la zona de juegos.

Se dio inicio a la sesión con la revisión de la tarea asignada para la semana, la cual consistió en la elaboración de un plan de gestión emocional que contemple todos los aspectos trabajados en las sesiones anteriores y que permitirá que las metas terapéuticas sean más accesibles a través de la adquisición de las herramientas necesarias y con la aplicación de un proceso que se adapta a la situación de cada uno de los participantes.

Dado que la sesión abordaría el desarrollo de hábitos, organización en casa y administración del tiempo, se realizó una actividad que reflejó la importancia de dichos aspectos en la vida diaria y cómo estos facilitan tanto la convivencia familiar como el adecuado desarrollo de sus hijos con TEA (en quienes prevalecen las conductas rutinarias).

La terapeuta dirigió la lectura (ubicada en el libro de trabajo) que presenta una metáfora sobre la importancia de la adaptación, la creación de nuevas expectativas más flexibles y el cambio de una visión catastrófica a una que permite identificar todas las fortalezas y los aspectos positivos de su situación. A partir de ella, se reflexionó sobre los hábitos que como padres de niños y niñas con TEA han tenido que implementar en su vida cotidiana para adaptarse a la situación y cómo para llegar a ellos ha sido necesario alcanzar una etapa de aceptación.

La siguiente actividad tuvo como objetivo fortalecer los factores terapéuticos de la modalidad grupal (y la influencia que pueden ejercer entre los mismos participantes) a la vez que se les ofrecía a los padres, de la mano de su propio conocimiento empírico, soluciones en materia de hábitos que podían implementar en sus hogares. Siguiendo la línea de la metáfora empleada en la lectura corta, se hizo uso de aviones de papel para fomentar la participación.

Desde luego, el proceso de formación de nuevos hábitos no es fácil, requiere mucho esfuerzo y una reconstrucción de la propia visión sobre la vida familiar, sobre ser padres, sobre lo que se quiere y de las propias capacidades para lograrlo. Por esto, se aplicó una técnica cuyo objetivo fue encontrar la motivación para ello a través de la empatía con la condición de sus hijos, trascendiendo de una comprensión superficial de sus necesidades a realmente ser conscientes de lo que sienten y necesitan para que su familia constituya un lugar seguro.

Finalmente se asignaron las tareas respectivas para que este tema se implemente en cada uno de sus hogares y se realizó la última parte de la técnica de relajación muscular progresiva (comprendiendo los músculos de espalda, tórax y abdomen).

¡Como equipo de psicología nos alegra muchísimo el compromiso que los/as participantes han mostrado con el proceso de psicoterapia grupal!

Enlace a la descripción del Programa Psicoterapéutico AQUÍ.

Enlace a la reseña de la Sexta Sesión AQUÍ.